Ventajas de un PC sobremesa frente a un portátil

Ordenadores de sobremesa

Es notoria la diferencia entre aquel computador que apareció en 1981 de mano de IBM a la que hoy vemos a diario en todo ámbito, ya sea laboral, estudiantil o de ocio.

Poco a poco se fue reduciendo a una mínima expresión y la ventaja que ofrecen los portátiles nos llevaría a pensar que tarde o temprano prescindiremos de un PC de sobremesa indefectiblemente.

Ordenadores de sobremesa

Pero no es así en absoluto y a lo largo de este artículo podrás apreciar las enormes ventajas que aportan a un gran sector de la sociedad que los usa y trabaja con ellos a diario.

Costos más convenientes

Si medimos las capacidad de procesamiento y tamaños de pantalla los ordenadores de sobremesa siguen siendo más baratos con respecto a los usos y beneficios que ofrecen al comprador, además es notable cómo se han acercado los precios entre una portátil y éstos en los últimos años. Para editar imágenes o trabajar en diseño, los ordenadores de sobremesa tienen rendimientos mayores que modelos similares para equipos móviles. Sumado a esto, los repuestos de los PC de sobremesa se consiguen más fácilmente. No así, componentes esenciales como las baterías de los portátiles de vida limitada que a menudo son difíciles de encontrar. La suma de estos factores los hace ordenadores baratos.

Permite ser montado a gusto y necesidad

Las opciones que dan los PC de ser montados a medida son amplias y accesibles: tipo, marca y modelo, fuente de alimentación, placa base, memoria, disco duro, procesador, pantalla y accesorios pueden combinarse de diversas formas.

Pantallas más grandes

Monitores más grandes permiten disfrutar mejor los juegos, mientras que un diseñador logra mejores resultados si cuenta con una pantalla más amplia. Quien edite imágenes, Ordenadores de sobremesa baratosencontrará que los ordenadores de sobremesa tienen rendimientos mayores que modelos similares para equipos móviles gracias a su capacidad de procesamiento.

Más posibilidades de uso

Las placas madre de las computadoras de escritorio pueden traer hasta 16 puertos USB, mucho más de lo que ofrecen las portátiles y dan más alternativas en los casos en que se necesita conectar múltiples pantallas.

Más cómodas

La comodidad que aporta a una larga jornada de trabajo un PC de sobremesa es notable a diferencia de una portátil, la movilidad del mouse, el tamaño de la pantalla y el teclado colaboran a mejores condiciones físicas al final de día.

Diremos entonces que a la hora de trabajar o disfrutar un pc de sobremesa cubre mejor las necesidades.

Deja un comentario