¿Qué debe hacer una empresa para lograr una buena estrategia logística?

gerentes-serios-estan-buscando-tableta_107420-41812

Mas allá de los tecnicismos la respuesta es sencilla: empezar por diseñar un Plan Logístico que incluya las materias primas y los proveedores, los centros de producción y almacenaje, los canales de información, y las redes de distribución y venta.

Las empresas de consultoría logística siempre destacan, que lo importante no es sólo producir un bien y con unos costes competitivos, sino conseguir a través de la logística poner a disposición del cliente los productos o servicios que demandan. Y esto debe ocurrir, en el momento exacto y en el lugar preciso, en condiciones ideales y a un coste óptimo, con el fin de satisfacer los requerimientos de la cadena de suministros de la manera más eficaz y eficiente posible.

¿Qué es la cadena de suministro?

La cadena de suministro cubre el ciclo de vida entero de un producto o servicio desde que es concebido hasta que es consumido. Y está relacionado con la logística y con la estrategia logística de las empresas.

El término “cadena de suministro” fue empleado por primera vez por el consultor Keith Oliver en 1982. A mediados de los años 90 comenzaron las publicaciones sobre este tema y ha sido en el siglo XXI cuando las empresas han empezado a adoptar nuevas formas organizativas a raíz de este término. Las crisis económicas que vivimos han llevado a las empresas – especialmente las PYMES – a desarrollar en mayor profundidad la cadena de suministros haciendo disminuir los costes económicos, bien a nivel interno, bien asociándose con otras empresas (en la conocida como distribución horizontal). También se observa la importancia de estrategia logística en las empresas de nueva creación.

¿Cuáles son las áreas básicas de actividad logística?

Dentro de la cadena de suministro de una empresa o de un conjunto de empresas se distinguen tres áreas básicas de actividad logística:

  1. El proceso de aprovisionamiento: se ocupa de la gestión de materiales entre los proveedores y la empresa.
  2. El proceso de producción: gestiona el conjunto de operaciones productivas de los centros de fabricación.
  3. El proceso de distribución: comprende la gestión del producto hasta los clientes y consumidores.

La gestión óptima de la cadena de suministros implica tanto actividades internas como externas de la empresa y está vinculada con las infraestructuras (almacenes, medios de transporte…), los procesos (sistemas de información y su tratamiento, así como los métodos de gestión) y la gestión (los recursos humanos y los agentes implicados en la logística de la empresa).

En este sentido, se distinguen tres tipos de estrategias de logística, dependiendo de cuántos intermediarios intervengan en el proceso logístico:

  • Estrategia logística selectiva: se elige cuáles y cuántos intermediarios forman parte de la distribución. Esa elección depende de las características del producto o servicio, de la competencia y del público objetivo.
  • Estrategia logística exclusiva: esta estrategia limita el número de puntos de venta únicamente a nuestro producto y a ningún otro.
  • Estrategia logística intensiva: su objetivo es abarcar la mayor cantidad de canales de distribución posibles con el fin de llegar al público objetivo. Es ideal para el consumo de productos masivos

Deja un comentario