¿Qué tipo de expositores son más adecuados para los escaparates?

Los expositores para escaparates deben de cumplir con ciertos preceptos para poder encajar bien en estos lugares. Para empezar, la oferta que tengan tiene que poder verse bien a una cierta distancia. Si la letra pequeña no es nunca una buena idea en un expositor, lo es todavía menos en un escaparate ya que las personas que se acerquen a mirar lo tendrán siempre a una cierta distancia.

Tienen que ser llamativos, por supuesto, esto es algo básico en un expositor cuya misión es que el producto se vea. Pero tiene que ser elegante. Hay que tener en cuenta que los escaparates no solo son el lugar en el que se muestra aquello que se va a vender, también dicen mucho sobre el tipo de establecimiento. Un expositor demasiado colorido y llamativo, con muchos dibujos o con tonos muy chocantes podría no ponerse en el escaparate porque pudiera ser que perjudicara al efecto que se quiere dar, al conjunto.

Expositores permanentes

En los escaparates suele haber expositores permanentes los cuales van a depender mucho del tipo de producto que se quiera vender. En una joyería van a destacar los expositores especialmente pensados para collares o para pendientes en los que las piezas pequeñas destaquen y se vean en todo su esplendor.

En un escaparate de ropa, los maniquíes van a ser los expositores principales para los productos, aunque hay comercios que optan por otro tipo de formas de hacer ver su ropa. Por tanto, lo primero que tienen que ser es adecuados al producto que se va a vender.

En segundo lugar, como hemos visto, también deben de ser adecuados al estilo que se quiere dar al establecimiento. Por ejemplo, en una tienda con una decoración muy moderna, los maniquíes podrían ser de diseño, con unas formas llamativas y fuera de lo corriente mientras que en una tienda decorada con cierto aire vintage se podría recurrir a maniquíes antiguos con inspiración en los años setenta o incluso en los años cincuenta.

Expositores promocionales

Estos expositores están pensados para campañas concretas y no se crean específicamente para los escaparates, al menos en general, sino que se colocan en los mismos para que el cliente conozca las promociones que hay.

Si se desea que el lugar que ocupan sea preferente hay que cuidar su diseño y su forma para que resulte original y agradable, llamando la atención pero de una manera muy positiva.

Deja un comentario