Suministros para flexografía, una parte importante de la cadena

flexografia

Los suministros para flexografía, como los limpiadores de banda, son fundamentales para poder conseguir trabajos de calidad y, además, poder llevarlos a cabo con rapidez. Por ejemplo, si se consigue una tinta que seque muy rápidamente y limpiadores que acorten el tiempo necesario para llevar a cabo el trabajo, no hay duda de que este será más rápido y también más económico ya que el tiempo de trabajo es dinero.

¿Cómo lograr estos buenos resultados? Pues escogiendo a un buen suministrador que sepa dar lo mejor para cada trabajo y que también sea capaz de ofrecer un buen asesoramiento.

El suministrador

El suministrador de productos para flexografía tiene que tener absolutamente todo lo que hace falta para poder llevar a cabo el trabajo diario. Tiene que contar con los recambios y con los consumibles que son necesarios para poder hacer que las máquinas funcionen. Sin olvidarse de los productos de limpieza que facilitan tanto el acabar cada encargo a tiempo.

Pero además detener todo esto, el suministrador debe de ser capaz de hacer que la mercancía esté en nuestra empresa en plazos muy breves. Hay que tener cuidado con ciertos suministradores que no tienen nada en stock y que solo piden en función de la demanda que tengan. Esto hace que haya que esperar ya que una vez que reciben el pedido, tienen a su vez que pedirlo a las empresas.

Tal vez, hay productos por los que es posible esperar, pero ciertos recambios es imprescindible poder tenerlos al momento cuando por la causa que sea uno se nos agota o se estropea. Quizás un plazo de entrega de tres o cuatro días no parezca mucho, pero si tenemos las máquinas paradas esperando a que llegue el encargo, parecerá un mundo por todo el dinero que se va a perder y por los retrasos que va a suponer en cada entrega.

El asesoramiento

El suministrador también debe de ser capaz de ofrecer labores de asesoramiento. Ellos son los que mejor conocen los productos que venden y, por tanto, los que pueden decir para qué son mejores y cuáles se recomiendan para determinados trabajos.

Esta función de asesor es, generalmente, la más apreciada por las empresas de flexografía ya que así son capaces de comprar solo aquello que de verdad necesitan y siempre van a tener lo más adecuado para sus máquinas y para el tipo de trabajo que tienen que llevar a cabo.

Deja un comentario