Proveedores de alimentos para todos los puntos de venta

Son el eslabón clave que sirve de intermediario entre los fabricantes y los consumidores finales. Los proveedores de alimentos como http://www.veldis.com son de vital importancia para acercar todo tipo de productos de alimentación y bebidas a los puntos de venta, organizándose en centrales de compra que negocian condiciones con la industria alimentaria, bebidas y la denominada Non Food, o más comúnmente conocida como sector droguería, que también se vende en los supermercados.

El consumidor no se relaciona directamente con el fabricante de sus conservas de pescado favoritas al comprarle sus productos. Como tampoco le compra los refrescos al gigante de la marca más conocida del mundo, sino que se los compra a los distribuidores, que son las grandes cadenas que hoy se corresponden ya con los hipermercados en la gran mayoría de los casos o con empresas dedicadas a la comercialización de marcas que no pueden afrontar esta labor en todos los puntos de venta a los que quieren llegar.

Hubo un tiempo en el que las tiendas de barrio donde adquirir los productos de consumo diario pertenecían a centrales de compra nacionales, hablando en el caso de España. Estas pequeñas tiendas se abastecían a través de un mayorista alimentacion que compraban los productos a los fabricantes a un precio y se lo vendían a la tienda a un precio ligeramente superior, ganando un margen comercial por ello. Y el producto costaba el precio del fabricante más el del intermediario, que lo stockaba en sus almacenes, hacía el reparto de la mercancía y se encargaba de financiar en muchos casos el pago al tendero.

Poco a poco el típico pequeño comercio de alimentación ha ido desapareciendo hasta casi extinguirse. El lugar de los pequeños distribuidores lo han sustituido las grandes cadenas de supermercados conocidas por todos y que algunas además, no son de capital español. Y es que las grandes superficies adquieren más poder de negociación al abarcar casi toda la cuota de mercado beneficiándose así de tarifas de precios más económicas por realizar grandes pedidos de forma continuada.

Sin embargo, las tiendas especializadas, restaurantes, bares y otros comercios siguen necesitando de los servicios de los proveedores de alimentos ya que son negocios que no pueden ser sustituidos por las grandes superficies y tienen asegurada su continuación en el mercado siempre y cuando adquieran ventajas comerciales frente a sus competidores, aunque no tengan medios para tratar directamente con los fabricantes de los productos que venderán.

Deja un comentario