La elección de un estudio arquitectónico

arquitectos-en-valencia

Encontrar a los mejores arquitectos en Valencia para realizar las obras de lo que será el hogar familiar o la vivienda vacacional es un trabajo que requiere un cierto tiempo y en el que hay que tener en cuenta varios aspectos muy diferentes para no incurrir en errores que se pueden acabar pagando caros. El estilo, el presupuesto y los plazos de entrega son los tres puntos más importantes a tener en cuenta en esta elección.

¿Qué estilos trabaja el estudio?

Los arquitectos tienen estilos muy personales que se reflejan en sus trabajos y, aunque pueden hacer concesiones para sus clientes, lo normal es que se busque un estudio que haya realizado previamente trabajos que se correspondan con lo que deseamos conseguir.

Por eso, ver detenidamente los trabajos que ha realizado un estudio de arquitectura y realizar una primera selección entre aquellos que se corresponden con el estilo que se busca para la propia vivienda. Invertir tiempo en ver diferentes trabajos también puede servir para abrir los ojos a nuevas posibilidades que si bien no se habían barajado en un principio por desconocimiento, pueden llegar a ser las elegidas finalmente.

¿Con qué presupuesto nos movemos?

El presupuesto que tenemos para la vivienda y para pagar al arquitecto que la diseñe también tendrá peso a la hora de tomar una decisión ya que algunos estudios pueden encajar muy bien con lo que pretendemos hacer, pero no podríamos pagar siquiera el diseño de esas viviendas, para cuanto más el proyecto total.

Hay que ser realistas respecto al dinero que se maneja, al tipo de casa que se quiere construir y al prestigio de los profesionales que van a dirigir el proyecto. Todo debe de estar relacionado y en perfecto equilibrio ya que de poco sirve conseguir un proyecto magnífico si luego no podemos permitirnos hacerlo realidad.

¿Cuánto podemos esperar?

Esta pregunta también es importante porque tal vez nos apetezca trabajar con un estudio determinado porque admiramos sus trabajos y estemos dispuestos a hacer un sacrificio económico para pagar el trabajo que realmente queremos. Pero, ¿y si el trabajo es urgente y el estudio tiene una lista de espera amplia?

Cuando un estudio coge mucha fama es normal que los clientes que quieren solicitar sus servicios sean cada vez más y tal vez haya que tomar una decisión: o atrasar el trabajo o elegir a un profesional que no tenga tanta espera y que pueda atendernos ya.

Deja un comentario