Fases del proceso de impresión en serigrafía

planchas polipropileno

Aunque hay diferentes tipos de impresión en serigrafía, hay cuatro fases básicas que son necesarias en cualquiera de ellos y en las cuales nos vamos a centrar para describir el proceso de creación de un producto cualquiera. Por ejemplo, un packaging.

Es importante señalar que el proceso de impresión va a depender mucho del tipo de máquinas que se empleen en cada una de las fases y en los resultados también influyen las tintas usadas. Por supuesto, las técnicas y materiales varían en función de dónde se vaya a realizar la serigrafía ya que no es lo mismo un packaging de cartón que uno de plástico.

Con todos estos matices, vamos a conocer las cuatro fases básicas del proceso de impresión en serigrafía.

El diseño

Es una fase previa a la impresión. Los expertos en diseño y marketing se encargan de crear el dibujo que llevará impreso material en el que se fabrica el packaging. Para el diseño se tienen en cuenta diferentes criterios, como los colores de la marca, el logotipo, la información que deba de contener el envase o el dibujo o fotografía que pueda ser representativo.

La creación de una película

La película se crea mediante diferentes sistemas, dependiendo de la técnica utilizada y el material de preimpresión serigrafía que se vaya a utilizar. La imagen se grava en la película o transparencia y con ella se da lugar a una matriz. Es algo similar a una película fotográfica que tiene zonas más oscuras y zonas más claras.

La matriz

La matriz se crea partiendo de la película que tiene partes en positivo y otras en negativo que son las que señalan donde debe de ir la emulsión. La matriz está formada, en general, por un soporte, una tela y una emulsión. La tela se tensa en el soporte o marco y la emulsión impide que la tinta pase por determinadas áreas, dejando otras libres. Gracias a esto, la matriz puede crear el dibujo previamente diseñado.

La impresión propiamente dicha

La matriz se utiliza para imprimir sobre un soporte, en este caso el packaging. Gracias a que la matriz se puede reutilizar, todos los envoltorios que se crean son exactamente iguales, lo que le da una mayor calidad al resultado final. La impresión es la última fase en el proceso de impresión por serigrafía y, si todo se ha hecho bien en las fases anteriores, el resultado será el que se haya buscado.

Deja un comentario