El tóner: qué es y cómo funciona

toner-tambor

Las impresoras de inyección usan los famosos cartuchos de tinta. Sin embargo, las impresoras láser funcionan gracias al tóner.

El significado de la palabra tóner hace referencia a la mezcla de polvo para formar imágenes mediante la tecnología de la xerografía láser.

Los tóners de impresoras son poco conocidos aunque muy usados puesto que son uno de los elementos clave para imprimir con una alta calidad, por eso hoy vamos a explicar qué son y cómo funcionan.

toner-tambor

¿Qué es un tóner?

El tóner es un polvo seco usado, como ya hemos dicho, en las impresoras láser. En sus inicios, se trataba simplemente de unos polvos de carbono. Con el paso del tiempo, los tóners  de impresoras han ido mejorando la calidad de impresión, y actualmente, hay dos elementos principales: los pigmentos y el plástico. El pigmento se encarga de dotar de color al texto o imagen que vamos a imprimir, mientras que el plástico tiene por objetivo fundirse por el calor del tambor, haciendo que el pigmento se adhiera al papel.

No hay una fórmula exacta del tóner, puesto que varía de fabricante en fabricante. Estos les añaden unos aditivos específicos que diferencian a unas marcas de otras.

Por tanto, aunque existan diferentes tipos de tórner, los principales componentes de todos ellos son carbón, hierro, cromo, cobre, cianuros inorgánicos, acrílicos y partículas termoplásticas.

¿Cómo funcionan los tóners de impresoras?

Los tóners de impresoras funcionan gracias a la electricidad estática llevando a cabo el siguiente proceso:

  • En primer lugar, a medida que un cilindro fotosensible (también conocido como rodillo de transferencia) gira, se forma la imagen a imprimir como puntos electropositivos, a expensas de la acción de las luces láser.

Estos puntos electropositivos atraen partículas de tóner electronegativas.

  • El papel a imprimir es cargado con carga positiva, y pasa junto al cilindro mientras que este va girando. De esta forma, comienza la fase de revelado. Se consigue atraer los puntos con tóner electronegativo. Después, el tóner adherido al papel debe ser fundido por calor, haciendo que se quede pegado al papel.
  • Tras todo ello, ya habríamos realizado una impresión láser. Aunque esta forma no es la única que se utiliza para este fin, también se pueden usar diodos luminosos (LED) o con cristal líquido (LCS).

Deja un comentario